miércoles, 29 de septiembre de 2010

VIEJOS BUENOS TIEMPOS

A causa de la ”ley de vagancia” establecida desde Bernardino Rivadavia el gaucho llega a ser una especie de esclavo pues, si no se "conchaba" por comida en alguna estancia cuyo patrón le firma ”la papeleta” (que certificaba que trabaja en su estancia) al detenerlo la policía sin certificado lo envía a las milicias de frontera por el "delito de vagancia". Como, por otra parte, tiene absolutamente negado el acceso a la tierra para trabajarla para sí, lo que pasa es que constituye una masa de mano de obra casi gratuita, a menos que opte por rebelarse ante esta injusticia convirtiéndose en un ’’gaucho matrero”. (Wikipedia)


Los antecedentes históricos de las Leyes de Vagancia nos ubican en la Inglaterra del 1600 y 1700, cuando la corona británica decidió estimular la migración de mano de obra barata del campo a la ciudad y así dotar de brazos a los incipientes talleres textiles.

En la Argentina del Siglo XIX nos encontramos con la ley de conchabo de Rivadavia y sus sucedáneos, que a contrario sensu buscaba dotar de mano de obra barata a los estancieros, planteando la disyuntiva: o trabajás en la estancia por dos mangos o vas preso por vago. Quien haya leído el Martín Fierro estará familiarizado con las peripecias del criollo para eludir la pena de ser pobre frente a una modernidad impetuosa.


Nuestros modernos senadores radicales; peronistas federales; socialistas; coalición cívicos y ex FPV -junto con la anuencia de Morandini y Estenssoro que se abstuvieron- nos regalaron durante esta tarde una probadita de brutalidad decimonónica dándole media sanción a una proyecto ley que busca enseñarle a esos negros pobres y vagos que no van a poder obtener $540 por mes del Estado así como si nada sin antes someterse a que lo metan durante un año en un cuartel para que lo baile (como dispone el art. 9 in fine del proyecto) alguna autoridad militar, siempre ansiosa de devolverle a la sociedad -o al menos a la franja más débil de la misma- años y años de humillaciones sufridas durante 30 años de democracia, con la excusa de darle una cuestionable instrucción civil.

Esperamos que la Cámara de Diputados tenga un poco de sensatez y baje esta payasada...

2 comentarios:

javi dijo...

che, muy bueno el rediseño del blog. ese escudo es glorioso.

Cristian dijo...

Espectacular el titulo del post y el titulo en facebook, no hace falta aclarar nada más, es exactamente eso.
Muy bueno.

Gestas Históricas

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA