miércoles, 19 de noviembre de 2008

AY SANTIAGO

Esto se viene pasando por alto, pero es importante:

"Gerardo Zamora, el radical K aliado de los Kirchner, buscará su reelección como gobernador de Santiago del Estero el 30 de noviembre, en lo que será el primer test electoral en el país para el Gobierno de Cristina [...] Zamora decidió adelantar sorpresivamente las elecciones --se hablaba de febrero de 2009-- por algunos sondeos que lo favorecerían con hasta un 70% de intención de voto y contrincantes que no llegarían al 5%."

Este mes se vota gobernador en Santiago del Estero, y se le da poca bola.

Santiago del Estero es una provincia de mediana para arriba en términos poblacionales, según Wikipedia posee 865.546 habitantes. En términos económico/sociales, es una provincia bastante atrasada.

Y en términos políticos, es una provincia que da 7 diputados -cosa que no es mucho- pero lo importante: es gobernada por un Radical K. Y más aún, un Radical K que no rompió con el gobierno, que mantuvo su apoyo durante la crisis de la 125 y que aún sigue apoyándolo. Y según muestran las proyecciones, muy probablemente sea reelecto, al menos así lo muestran Clarín y La Nación.

Ésta es una provincia fronteriza. Cristina hizo mala elección en Córdoba y en Santa Fe el año pasado, por qué no decirlo. Su desgaste en estas dos provincias tiene algo de cierto pero a la vez tiene algo de ficticio, ya que esas provincias nunca fueron "suyas". Sin embargo, en Santiago del Estero -donde el año pasado ganó con 79%- vamos a ver si este desgaste es tal.

Los números que surjan de esta provincia además van a determinar cuántos más se van a fugar de la concertación, porque acá se va a demostrar si el sello K sigue siendo la gallina de los huevos de oro. Más aún, yendo al plano de lo simbólico. Si el Radical que sigue apoyando al Gobierno Nacional a pesar de la 125 obtiene una victoria sustanciosa, demuestra que el Kirchnerismo todavía es capaz de tener una alegría después de tanto desgaste y tanta sentencia de muerte, y sigue siendo un actor con quien sacarse una foto en el interior a la hora de la campaña. Esto alinearía a más de un díscolo que no sabe para dónde disparar y no confía en las encuestas.


Claro, esto sería para nosotros los peronchos, que consideramos que el interior es también el norte y las provincias con emergencias sociales. Si uno es un federal alla De Angeli, entonces estas provincias tienen nulo valor por lo poco que producen y por lo tanto no deberían tener 3 senadores...

5 comentarios:

natanael amenábar dijo...

Aguante el correligiocompañero Zamora. Es por la caja, los manejan desde la casa rosada a fuerza de chequera. Me atrevo a decir que si Boca gana ese domingo tendrá el triple de esapacio en la tapa de Clarín que la elección de Santiago -salvo que pierda.

ManuK dijo...

Compañero Emo: Propongo la moción de cambiar el nombre de Casa Rosada por CaJa RoBada mientras sigan estos populistas ocupándola.

Si Ascochinga empata 1 a 1 con Quemú Quemú al tejo, obviamente va a tener mayor prensa que Zamora si gana por afano.

Si Zamora llega a perder, yo creo que ese titular incluso taparía una declaración de guerra entre Estados Unidos y Rusia.

diego dijo...

como vamos a tapar ojetes en el 2009. Aguante Cristina!!!

Anónimo dijo...

Hay algo en el análisis que no me cierra. Ni Néstor ni Cristina (Y hasta ahora tampoco Máximo) van en la boleta. va Zamora, su vice, los diputados nacionales, los provinciales y los presidentes comunales que se eligen por primera vez. La mayoría de los candidatos son radicales, con algún aliado peronista intercalado. ¿por qué no pensar entonces que la gente no es idiota y valora una buena gestión (infinitamente mejor que la de los Juárez, por ej.)independientemente de los colores partidarios de los candidatos?
Es cierto que sin el apoyo mutuo, nación-provincia / provincia -nación, muchas obras no se hubieran realizado. Pero no es menos cierto que lo que está en juego es la continuidad de Zamora, no la de los Kirchner.
Los medios y su opinión sobre el triunfo o la derrota de GZ aparte, claro.
salu2

ManuK dijo...

Último Anónimo:

Reconozco lo que planteás vos, existe el factor gestión propia. La gestión de Zamora seguramente fue muy superior a la anterior gestión Juárez y el pueblo santiagueño lo reconoce, y por eso lo premia con su voto.

Y no quiero hacer futurología, pero en el caso de que Zamora gane con el 70% que estima Clarín, no son sólo los votos radicales que se representan en la lista, sino que también son los votos estructurales que brinda el PJ santiagueño, ése que antes apoyaban a Juárez. Un 70% es mucho para pensar que sólo son radicales y vecinos agradecidos.

En el caso de que se dé una cifra como ésta, entonces quiere decir que el Kirchnerismo con la obra pública que baja a Santiago del Estero (el artículo justo trata de una visita del ministro de interior a Santiago del Estero) y su trato con el partido justicialista de la provincia tiene el poder para apuntalar a un candidato para que gane de esa manera. Y tener la fuerza para apuntalar a un candidato en esas condiciones, es un poder muy grande que cotiza mucho en las provincias.

Por otro lado, el candidato Gerardo Zamora no sólo no escapa al Kirchnerismo sino que lo recibe, inaugura obras con todos los ministros, va a cerrar la campaña con Kirchner y se compromete con el gobierno, hasta el punto de haber asistido al anuncio del plan de estatización de las AFJP. Esto quiere decir que en el interior el kirchnerismo no es tan mala palabra como pretenden después de la 125, y que hasta garantiza algún apoyo, de lo contrario el Sr. Zamora que no es tonto según creo preferiría retobarse y rechazar este tipo de gestos.

Claro, me vas a decir que lo extorsionan con la obra pública. Pero qué pasa, ahora que está de moda pegarle al oficialismo sería muy fácil hacerse el ofendido, sentarse con Carrió y aparecer en la tele. Si fuera tan así la cosa de Provincias vs. Kirchner, esto le garantizaría un buen margen electoral. ¿Por qué no lo hace? Porque tiene que gobernar cuatro años, y sentarse con el Kirchnerismo le garantiza estos cuatro años de gobernabilidad. Esto es un claro mensaje para el resto de los gobernadores.

Y no lo hace porque tampoco resultaría tan beneficioso y no le reportaría un beneficio electoral tal que compense pelearse con el Gobierno Nacional. Por lo tanto la correlación de fuerzas sigue siendo positiva a favor de negociar con el Oficialismo Nacional, salvo en provincias como Córdoba y Santa Fe que de todos modos siempre fueron díscolas.

Y finalmente, vamos a lo simbólico. Un triunfo de un candidato apoyado por Kirchner en el interior es un dato muy refrescante después de la puja de la 125. Demuestra que un apoyo kirchnerista no es el ostracismo para el candidato y además, la foto es: GANÓ EL CANDIDATO QUE CERRÓ LA CAMPAÑA CON KIRCHNER.

Vos vas a la gestión y a lo lineal, en política existen variables simbólicas y variables estructurales, mensajes políticos a estructuras partidarias. Y un triunfo brindaría ambas cosas.

Claro, esto sería en el hipotético caso de que se obtenga una victoria como la que dicen esas encuestas. Espero de todo corazón que ocurra.

Gestas Históricas

BASURA VIEJA

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA