viernes, 7 de noviembre de 2008

BIENPENSAMIENTO

El lunes a la noche tuve la oportunidad de ver en el excecrable programa Resumen de los Medios un video en el cual aparecían varias personas gritando ¡VAMOS OBAMA!. Este video era una edición del spot publicitario de M*nem en el 2003, en el cual aparecían diversas personas (un cartonero incluído) gritando ¡VAMOS M*NEM!

(nada más apropiado para el canal de Manzano y De Narváez)

El aparato cultural de la tilinguería clasemediera se mostró entusiasmado por el triunfo de Obama. Pero no fue un sano entusiasmo mesurado, fue un entusiasmo desmedido. Desproporcionado si tenemos en cuenta el nulo beneficio que nos representa el triunfo del candidato demócrata. Ya oportunamente hablamos de las consecuencias que puede tener este hecho, ahora la cuestión es otra.

Ese aparato cultural festejó. Y con ese aparato se entusiasmaron tantos incautos... Incautos que se alegran porque en Estados Unidos gobierne un negro, pero en Argentina no los quieren ver ni en la misma vereda. Los mismos que se indignaron por el D´elía/Peña gate, ahora sacan a pasear su discurso desprejuiciado alegrándose porque en Estados Unidos es presidente un negro. Y con este apoyo a Obama sacan chapa de no ser racistas. Estos tipos se manejan por una máxima: El único negro bueno es el que está lejos.

Y son así con todo, no sólo con el racismo. Ejemplos hay a patadas:

Miran con simpatía el socialismo pero cuando el Estado aplica derechos de exportación hablan de tasas confiscatorias.

Les gusta el Che por sus ideales y su valor pero condenan la violencia del ERP y los Montoneros.

Hablan con reverencia de un Marx o un Lenin que nunca leyeron, pero miran con desconfianza a la Unión Soviética.

Condenan a la presidencia de M*nem en general pero se crispan cuando alguien habla de tocar lo que M*nem dejó, las AFJP o las privatizaciones en general.

Pueden pasarse horas elogiando a Chávez o a Evo pero cuando en su propio país se reproduce un fenómeno similar se ponen automáticamente en la vereda contraria.

Son antiimperialistas, rechazan el imperialismo norteamericano en Irak o en Vietnam pero cuando tienen al comando sur tocándoles la puerta se hacen los boludos.

Desprecian a los sectores de capital concentrado pero cuando alguien habla de Oligarquías y las puntualiza, voltean horrorizados por esa aberración discursiva.

Reconocen la política de Derechos Humanos llevada a cabo por el actual gobierno pero están dispuestos a marchar activamente en las mismas causas que Cecilia Pando y los Sin Gorra.

Muestran una postura desprejuiciada respecto al consumo de estupefacientes (particularmente la marihuana) pero los pibes que fuman paco son unos marginales de temer.

Afirman con certeza que a Allende lo bajó la CIA y el State Department pero todavía discuten si el golpe del ´76 en Argentina no fue culpa exlusiva del peronismo y otras variables internas.

Como descargo de conciencia a veces votan a la izquierda que no tiene ninguna posibilidad electoral pero nunca votarían a una alternativa de izquierda medianamente viable.

Están en contra de las dictaduras y los autoritarismos, pero cuando viene mucho quilombo hace falta un poco de orden.

Apoyan en general las causas populares como entelequia pero cuando ven a un representante del vulgo se incomodan.

Son universalistas incurables y están convencidos más allá de toda evidencia de que la Argentina es un miembro VIP de la comunidad de las naciones, por lo tanto nuestro bienestar emana naturalmente de la globalización y del beneplácito de Occidente (en este caso, la buena voluntad del gobierno demócrata).

La frase que los define es: Sí en general, no en particular. Son progres en el plano de lo universal abstracto, pero cuando bajamos la individualización concreta están a la derecha de Patti.
Son los tarados que votaron a Fangio y al Che en el programa de Pergollini, para que no ganen Evita y El Diego. Tienen como ídolo transgresor a Fernando Peña. Son los nabos que anestesian su conciencia apoyando a las revelaciones africanas una vez cada cuantro años en los mundiales de fútbol.

Y ahora se entusiasman porque en Estados Unidos ganó Obama, me gustaría ver qué dirían si acá gana un morocho nuestro de esos que desprecia Fernando Peña.


Estos tipos viven enamorados. Pero no viven enamorados de los ideales, viven enamorados de la imagen que les genera verse a sí mismos en el papel de progres. Viven un amor platónico, y nunca se casarían con una realidad concreta. Eso es cosa de negro...

18 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy bueno. Suscribo.¡ Es tan barato quedar bien!.Juan Carlos.

MariLú dijo...

musica maravillosa para mis oidos, no hay nada mas lindo q criticar a los progres por progres...
y este post es de esos muy pero muy buenos
donde hay q firmar?

Gabriel R dijo...

Estos tipos se manejan por una máxima: El único negro bueno es el que tiene plata.

Lic. Baleno dijo...

Estas muy esclarecido. Como una iluminacion.

Jóvenes Cacharienses dijo...

Estoy con Marilú!.
Son militantes del Trosquismo (MST REPUBLICANO) pero hasta Diciembre, porque el 1 de Enero ya estan tomando sol en Punta del Este!.
Que lindo....

Pegue y pegue
Y pegue Anarko, Pegue!

Cerebrocojijo dijo...

la verdad....se denota pasion
lo uncio que tengo para decir es
PALMAS!!!

"Están en contra de las dictaduras y los autoritarismos, pero cuando viene mucho quilombo hace falta un poco de orden."
la mejor de todas...y la del che y fangio
la verdad casi pateo la tele!

Lorena dijo...

Son amarillos. La verda MAnuk que me siento totlmente identificada con tu producción.
Lorena

paula dijo...

Qué post GROSSSSO!!!!
Lo bueno de estas situaciones (125, AFJP) es que las posturas de las que hablás quedaron absolutamente en evidencia.

Martin Espinosa dijo...

Excelente post!!

El mejor del blog hasta ahora...ya lo empiezo a difundir!

ManuK dijo...

Gracias chicas, gracias por el apoyo. A todos: vayan a laburar!

ManuK dijo...

Gracias chicas, gracias por el apoyo. A todos: vayan a laburar!

jorge oscar garcia dijo...

Este post contiene todo lo que yo pienso y por incapacidad o pereza, nunca escribí.
Felicitaciones y gracias.

Nico dijo...

Loco, te zarpaste. Con tu última frase sobre "casarse con una realidad concreta" casi me hacés lagrimear!

La caretofobia, mejor expresada que nunca en este post. Aguante!

Anónimo dijo...

votan con la izquierda y comen con la derecha ;-)

cuakerboy dijo...

Manifiesto Anti-Progre
(Porque en lo progre se esconde lo Pro)

Ser progre es autoproclamarse
inteligente, solidario y utópico.

Ser progre es reconocerse
superior, generoso, magnánimo;
parte de una minoría
bienpensante y preocupada
por los demás. En suma,
creerse moralmente superior.

Ser progre habilita
la crítica y el disconformismo,
y a usar el dedo inquisidor.

Ser progre implica
vestirse feo, usar pullovers
de alpaca, jeans gastados,
zapatos de gamuza. Es
adoptar pose y discurso.

Ser progre significa pensar
que el mundo esta al reves
discursear en clave rebelde,
escribir monografias, ganar becas.
Ser progre es buen negocio.

Ser progre importa
preocuparse por la cultura;
ir al cine y al teatro
sin disfrutar, para
a la salida comentar el sentido
de lo que allí se dijo sobre
lo decadente que es
el Burgues Way of Life.

Ser progre es creer
que se sabe
que es lo mejor para la gente,
hablar en nombre de los obreros
sin conocer a ninguno;
buscarse un trabajo en el estado
y no ensusiarse nunca las manos.

Ser progre es ser
un revolucionario,
pero de cotillón.

DRODRO dijo...

"Son los tarados que votaron a Fangio y al Che en el programa de Pergollini, para que no ganen Evita y El Diego."
Ese programa era cualquiera, típico Pergollini, no importa a quien votaras, no importa quien ganara, si veías el programa, si le dabas 5 de pelota, ya sos un pelotudo. Pergollini es el cirquero bienpensante.
Dios, qué programa de mierda!

Leftraru dijo...

Bueno, respecto a "Son los tarados que votaron a Fangio y al Che en el programa de Pergollini, para que no ganen Evita y El Diego." a mi me da un poco por las bolas que la gilada vaya por la calle diciendo que Maradona hizo mas por Argentina que el Che, y si bien el programa de Pergolini era una cagada, no creo que haya que negarlo como DRODRO diciendo que son todos unos pelotudos. Esa es mi opinion (aunque si yo no fuera yo me chuparia un huevo).

Anónimo dijo...

Entiendo tu bronca al bienpensamiento y es lógica..

Qué pasa con alguien que le chupa un huevo el socialismo o nunca le gustó, ni siquiera el che, que lo ve un pelotudo? Qué pasa con alguien que no leyó ni le interesa Marx y le parece que la unión soviética es un claro ejemplo de lo que no hay que hacer? Qué pasa con alguien que confiesa haber votado a menem y haberse arrepentido como la mitad de los qeu lo hicieron? Qué pasa con aquel al que no le van ni chavez ni evo porque no son de su país, y en su país no hay nadie que los emule? Qué pasa con alguien que ve bien al imperialismo porque le gustaría ser de los 'patrones'? Qué pasa con aquel que banca los capitales concentrados por el simple hecho de que nunca, pero nunca, van a dejar de existir? y con los derechos humanos del desempleado medio y el ama d casa?

sí en particular, no en general. te aviso que te perdés de ver una gran parte de la argentina. Nunca voté a la izquierda y no sé si lo haría, pero nunca digo nunca.

y la argentina de vip no tiene nada, somos afganistán sin turbante.

me gusta la dictablanda, esa que te rompe las pelotas pero podés seguir laburando y hacer la tuya por lo bajo.

Gestas Históricas

BASURA VIEJA

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA