lunes, 5 de enero de 2009

"EL PROBLEMA DEL TRANSPORTE SE ARREGLA CON UNA BUENA RECESIÓN"

Desde su despacho en la Avenida de Mayo y rodeado por sus malignos servidores (ver foto), el Jefe de Gobierno de la Ciudad nos confió su visión optimista de la crisis económica en ciernes.

"Yo mucho de economía no entiendo, pero sé que se viene una complicada. Y al principio me puse mal, pero el otro día cuando fuimos a Pompeya o algo así a inaugurar un semáforo para unos pobres me di cuenta" revelaba el ex presidente de Boca Jrs. a este medio "por la ventana del coche vi un colectivo 500 y pico, de esos que andan por el conurbano y estaba hasta las pelotas. Y le dije a Horacio que no me deja mentir -bromea con su jefe de gabinete, que también estaba presente- acá el problema es que viene mucha gente de la provincia y satura el transporte público".

En una breve entrevista realizada antes de ir a vacacionar en Punta del Este, el jefe comunal continuó "Y claro, si vos bajás un poco el empleo, no te digo mucho, 5 o 6 puntos, entonces a estos tipos no los tenés más en capital, se quedan en el conurbano tomando vino y robando bicicletas, o esas cosas que hacen ellos." Mientras se prendía un cigarrillo, miraba de reojo y continuaba "La crisis en eso va a traer un poco de alivio a los vecinos porteños que están cansandos de viajar como ganado."

En un tono más ideológico, el ex gerente de SOCMA se extendió "Se acabó el tiempo de los idilios progresistas, la crisis exige gestión y mentalidad empresaria. Pero claro, de empresario nacional, si vos ves que la capacidad productiva no logra satisfacer la demanda, el empresario nacional aumenta precios y restringe la demanda, nunca se le ocurriría invertir. Lo mismo se puede practicar acá en la ciudad con el transporte y otras áreas en crisis, como la educación o la salud."

Consultado por su proyecto de crear una Guardia de las Tinieblas, nos contó "En principio formaríamos un grupo profesional de 200 almas perdidas y demonios que tendrían como función principal la difusión del mal y el terror. A medida que el gobierno nacional nos vaya concediendo recursos -cosa que veo poco probable- y a un ritmo de 500 por año, iremos aumentando las filas de condenados y así algún día conformar las huestes infernales que marcharán sobre la tierra y someterán a los mortales a una eternidad de sufrimiento y dolor".

Respecto al balance de su gestión, el ingeniero nos dijo "fue un año de sobresaltos y complicaciones. Hemos cometido algunos errores, no lo voy a negar, pero lo importante es que el vecino de la ciudad recuperó la confianza de ser gobernado por un sujeto cruel y desalmado, dispuesto a cualquier tipo de aberración para mantener un poco el orden".


Luego de responder a nuestras preguntas, se excusó alegando que tenía una reunión con el Consejo de la Mal que está tratando el proyecto de cancelar la Navidad en el 2009. Y entre risas malignas se despidió muy amablemente de nosotros para finalmente desaparecer en una conflagración, dejando tras de sí una espesa humareda negra con olor a azufre. Prefirió no hablar sobre las elecciones del 2009.

2 comentarios:

la compañera ambalivabal dijo...

Qué hijo de puta ese Mauricio; y pensar que mucha gente está de acuerdo con estas declaraciones (y lo votaría otra vez)

Besos, compañerito!!

AHIJUNA dijo...

Bien Anarko. Excelente análisis. Pensar que hay algunos infelices que piensan que una solución tal vez sea que el gobierno nacional invierta en infraestructura o en reconstruír el sistema ferrovario, no sólo en la zona metropolitana sino de todo el país. Para colmo, los muy tontos sugieren que eso se haga con las enormes sumas de dinero que el gobierno destina para subsidiar ese sistema que, dicen ellos, es deficiente y obsoleto (cuando en verdad es una maravilla). No nos engañemos: son los mismos que no saben apreciar las bondades del tren bala y que prefieren que la gentuza común, los trabajadores bah, viajen un poco mejor. Y la gente como uno.. QUE ??

Gestas Históricas

BASURA VIEJA

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA