sábado, 31 de enero de 2009

UNIDAD DE LOS TRABAJADORES

En un acto de madurez política sin precedentes, la Izquierda Revolucionaria llegó a un acuerdo para poner un freno a los planes del gobierno patronal de los Kirchner. Sería la primera vez desde el 2001 que se logra un consenso entre las distintas expresiones partidarias de izquierda combativa para marchar contra la ofensiva de las organizaciones patronales, más allá de los ocasionales y eficaces frentes de lucha contra el imperialismo sionista sinárquico masónico y tal vez satanista.

Así es como esta mañana en el diario -también patronal- Crítica de la Argentina pudimos leer:

"Quieren provocar un doble aporte de los trabajadores para mantener el sistema burocrático de algunos sindicatos. Una nueva medida del gobierno en contra de los trabajadores", manifestaron los firmantes que pertenecen al PRO, la CC y la UCR.

El decreto establecería que en cualquier momento el empleado podría volver a la obra social de origen, mientras que sólo tendrán un mes en el año para optar por el traspaso hacia otra obra social. "Entorpecer el pase entre obras sociales significa perjudicar seriamente a los trabajadores y premiar la ineficiencia en la prestación de servicios".
El Partido Justicialista Libertario ve con buenos ojos este avance, piedra fundamental para un gran acuerdo electoral que conformará una alternativa clasista, proletaria y combativa al panorama derechizante y reaccionario abierto de cara al 2009.

De todos modos consideramos que no se puede subsumir el sistema de obras sociales a la lógica empresaria de la "eficiencia", ya que un sistema en el que se libera totalmente la elección termina por descapitalizar totalmente a las obras sociales "menos eficientes" pertenecientes a algunas actividad (condenando a quienes no tienen la posibilidad de pagar otra cosa a percibir un servicio paupérrimo de una obra social en quiebra) y por el otro lado se generarán grandes monstruos empresarios de las obras sociales más "eficientes", profundizando la concentración y tendiendo a un sistema de salud individualista y poco solidario.

Ojo, eso lo decimos nosotros porque somos perucas y apuntamos a la conciliación de clases, a diferencia de alternativas clasistas como el PRO; la UCR y la CC que luchan diariamente por la profundización del conflicto de clases y la prevalencia de una parcialidad. Es claro de qué lado se ponen en el conflicto entre Capital y Trabajo... así como el conflicto entre Capital y Gran Buenos Aires.

3 comentarios:

Tito Rosé dijo...

jAJAJ..RECAPO MANUK...COMO SIEMPRE

guille dijo...

Unidad de los republicoides
y al que no le gusta
se jode se jode.

Sir William dijo...

Coherencia absoluta.

¿O acaso las "playas" urbanas que construyó el camarada Macri no son una táctica Gramsciana para enrostrarle al pueblo proletario lo patético que es un verano sin mar (ni siquiera un río en el cual sí te puedas meter), y que de ese modo se acuerden del acceso obscenamente desigual a los placeres veraniegos por parte de burguesía y proletariado, y eso los impulse a sumarse a la Revolución?

Y los cargos públicos se los dio todos a gerentes de empresa por la misma razón: que el proletariado comprenda que, bajo el Capitalismo, el Estado siempre es burgués.

Macri y Carrió son la vanguardia más audaz del clasismo; usurpan los votos burgueses para apropiarse del Estado y desde allí concientizar al proletariado sobre las virtudes (y la imprescindibilidad) del Socialismo.

Saludos

corrientemaxblogger

Gestas Históricas

BASURA VIEJA

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA