lunes, 19 de enero de 2009

TRATAR DE CONQUISTAR EL MUNDO

Contratiempos; dificultades; incompetencia de sus colaboradores; planes frustrados. Noche tras noche buscaba alcanzar esa quijotesca meta de la dominación mundial. Cada noche se encontraba con el fracaso, pero siempre terminaba volviendo al laboratorio antes de la noche siguiente, para hacer lo mismo que todas las noches: tratar de conquistar el mundo.

En un capítulo llega a un punto reflexivo cuasi emotivo en el que es empujado a explicar su motivación para tan ambiciosa empresa. Su objetivo era conquistar el mundo, para hacer del mismo un lugar más seguro en el que su amigo Pinky (representación del hombre simple) pueda vivir tranquilo y sin correr riesgos. Quería alcanzar la utopía de una comunidad organizada; basada en el mito de la Felicidad del Pueblo. Nada más noble que la actitud de Cerebro.


Pinky y Cerebro era una serie animada que infundía valores positivos en la mente del niño justicialista. Esta serie protagonizada por un ratón (ser tan minúsculo) que se valía tan sólo de su mente y colaboraba con otro ratón de un nivel educativo mucho menor para alcanzar una meta tan elevada, haciendo uso de conocimientos científicos; perseverancia y autoconfianza, es un modelo de conducta ejemplar. Por eso mismo, Anarko Peronismo considera que debería tener un lugar dentro de la grilla de programación de Canal 7; junto a Caballeros del Zodíaco y una reedición de Magazine Forfai.

1 comentario:

Fantômas dijo...

Buen blog che! Te invito a darte una vuelta por el mío, creo que te puede llegar a interesar por las cosas que veo que posteás (y de paso si querés intercambiamos enlaces).

Mi blog, principalmente sobre música, lo podés encontrar acá:

Soy del Montón

Un abrazo.

Gestas Históricas

BASURA VIEJA

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA