sábado, 2 de mayo de 2009

EL ESTANDARTE DE DECENCIA

Son las palabras del republicano Nelson Castro. "La presidente sabe que Ocaña es un Estandarte de Decencia". Así es, se trata del estandarte que "los decentes" de la tribuna mediática utilizan para fustigar al respaldo sindical de este gobierno, inventando internas y denuncias por dineros de obras sociales contra el dirigente que sin dejar de respaldar al gobierno logra la mayor convocatoria después del durísimo 2008.

El movimiento Anarko Peronista no juzga a la ministra Ocaña, pero no se alínea detrás del estandarte de decencia que propone Nelson Castro. Nos parece que hizo muy buen trabajo con el PAMI y debe seguir en el Ministerio de Salud, ¿Por qué no? No queremos armar internas donde éstas no son tan graves como se pretende desde los medios. Y todos sabemos que no existió gobierno en nuestra historia que esté exento de alguna puja interna. Es natural si consideramos que los gobiernos nacionales tienden a representar una pluralidad de intereses a veces contradictorios. Si así no lo hicieren, nunca serían gobiernos, apenas serían sectas que tiran piedras desde afuera. El movimiento es amplio y tiene lugar tanto para El Estandarte de la Decencia como para los morochos sindicalistas voraces por el dinero de las obras sociales.

Pero como elección personal, preferimos el estandarte de la indecencia groncha y sindical, que no le gusta a Nelson Castro y que molesta al stablishment.

2 comentarios:

maria dijo...

Buenisimo el comentario, la parte final ...sin palabras me cagué de risa!!!! aguante anarko jajja saludos maria!!

Luis dijo...

Graciela Ocaña es una trabajadora más por eso la apodaron “la hormiguita”. Ningún compañero puede negar que la política que lleva a cabo desde el Ministerio de Salud tiene un profundo sentido popular, de inclusión social, a tono con la presidente Cristina ante la cual por las dudas siempre pone a disposición su renuncia, lo cual quiere decir •no me quiero ir si querés echame”.
Ocaña no es del PJ. lo cual, según Nelson Castro, la hace decente. Entre esas opciones que te dan a elegir vos preferís la “groncha y sindical”, con lo cual aportás, “sin juzgar”, a la división de aguas que Nelson Castro te propuso.
No todo lo que viene del PJ es bueno, acordate de Barrionuevo y de su frase, que suena como a purgatorio: “tenemos que dejar de robar dos años”.
Cabe aclarar que el PJ de hoy no es el mismo que el de la década del 90. Muchos del PJ ahora son disidentes, como Barrionuevo, Duhalde, Aldo Rico. Y todavía falta para reconstruír todo lo que destruyeron y falta también que muchos como ellos se sientan expulsados.

Gestas Históricas

PROPAGANDA LIBERTARIA EN LA BLOGÓSFERA